trabajar

Somos proveedores de cuidado infantil, defensores de la industria y padres que trabajamos juntos para construir un sistema de cuidado infantil sólido y equitativo en California que valora a los educadores de la primera infancia y garantiza un cuidado infantil de calidad para todos. Tenemos la misión de:

Garantizar que todas las familias tengan acceso a servicios de cuidado infantil asequibles y de alta calidad.

Estamos trabajando para construir un sistema de cuidado infantil universal y equitativo que permita a todas las familias, independientemente de su raza, ingresos o código postal, acceder a una atención de calidad y asequible en sus comunidades.

Los beneficios del cuidado infantil de alta calidad son enormes. Sin embargo, es menos probable que los niños de raza negra o Latinos reciban el aprendizaje temprano que necesitan, lo que genera brechas de rendimiento en su educación de kinder a secundaria y más allá. Los niños que viven en la pobreza también se encuentran rezagados en el acceso a un cuidado y un aprendizaje temprano de calidad. De hecho, más de 12 millones de niños que son elegibles para el cuidado subsidiado por el estado no lo reciben y se quedan en el olvido.

Es por eso que estamos trabajando para aumentar la cantidad de vacantes de cuidado infantil disponibles actualmente para los padres que trabajan y para garantizar que haya más fondos para garantizar que todas las familias puedan acceder a una atención de calidad.

Estabilizar la industria del cuidado infantil en California

Estamos trabajando para aumentar el salario, la capacitación, los recursos y el apoyo para las proveedoras de cuidado infantil familiar para que California pueda retener y atraer a los profesionales de aprendizaje temprano más talentosos y ampliar las opciones de cuidado infantil para las familias.

Las proveedoras de cuidado infantil familiar enseñan, nutren y apoyan a nuestros alumnos más pequenos y a sus familias. A pesar de su papel esencial, las proveedoras experimentan dificultades financieras persistentes debido a los bajos salarios, la falta de beneficios de atención médica, el acceso limitado a la capacitación y las políticas de pago inconsistentes. El cuidado infantil ya estaba en crisis antes de la pandemia, pero ahora está cerca del punto de ruptura. Miles de proveedoras se vieron obligadas a cerrar en el 2020 debido a COVID-19. Los restantes enfrentan mayores costos de limpieza mas frecuente, personal adicional, suministros para aprendizaje a distancia y más.

En el 2020, después de años de nunca darse por vencidas, las proveedores de cuidado infantil familiar ganaron el derecho a negociar con el estado de California sobre las tarifas de pago, las condiciones de trabajo, el acceso a los beneficios de atención médica y aumentar el acceso a una atención de calidad. Formaron la union Child Care Providers United. Al unirse con una sola voz para abogar por un cuidado infantil de calidad para todos, están liderando el camino para estabilizar el cuidado infantil en California.

Aumentar la inversión estatal y federal en nuestro sistema de cuidado infantil.

Estamos trabajando para establecer fondos estatales y federales dedicados para construir un sistema de educación y cuidado infantil en California que satisfaga las necesidades de las familias y apoye plenamente a los trabajadores de educación y cuidado infantil.
A pesar de la evidente necesidad de cuidado infantil en nuestro país, el gobierno federal proporciona fondos mínimos para el cuidado infantil, lo que coloca la mayor parte de la carga de financiar el cuidado infantil en los estados. En California, los recortes de ingresos arbitrarios conducen a un escaso apoyo financiero para el cuidado infantil de una parte de los trabajadores con sueldos de pobreza, sin proporcionar nada a las familias de California que ganan unos pocos dólares más al año. El resultado es un “sistema” precario e inconexo, sin educación ni cuidado garantizados para todos los niños, y mucho menos salarios dignos para los que proveen el cuidado infantil.

Por eso luchamos para asegurarnos de que California y el gobierno federal inviertan en nuestro sistema de cuidado infantil. Al hacer que las corporaciones e individuos más ricos paguen su parte justa, podemos construir un sistema de educación y cuidado infantil universal de alta calidad y totalmente financiado que todas las familias pueden acceder y pagar y que realmente valore las contribuciones de las proveedoras de cuidado infantil.

La crisis del cuidado infantil de un vistazo

0 millones
Niños que son elegibles, pero que no reciben atención subsidiada por el estado.
$0
El salario promedio por hora de un proveedor de cuidado infantil exento de licencia. Los proveedores con licencia solo ganan un poco más, de $ 5 a $ 7 por hora.
$0
El costo anual por el cuidado infantil a tiempo completo. En una guardería familiar con licencia, el costo es de $ 10,609 al año.
0 en 10
Los niños de California menores de 12 años viven en familias donde todos los padres trabajan.
3 plg 0
Se perdieron puestos de trabajo en la industria del cuidado infantil durante la pandemia.